Los Piojos y las Liendres

¿Hay diferencias entre piojos y liendres?

Diferencias entre Piojos y Liendres

¿Hay diferencias entre piojos y liendres? Todos hemos oído hablar alguna vez de los piojos y las liendres. Nosotros hemos comprobado en nuestras sesiones qué pocos son los que saben diferenciarlos.

Si te has preguntado alguna vez qué son exactamente tanto los piojos como las liendres, dedica cinco minutos a leer las líneas que vienen a continuación.

Diferencias entre piojos y liendres. ¿Qué son los piojos?

Los Piojos son parásitos que proliferan en el cabello de los seres humanos. Se reproducen rápidamente y con facilidad. En contra de lo que dicen las leyendas urbanas, siempre van en busca de los cabellos y los entornos limpios para ponerse las botas. Deben comer constantemente para sobrevivir, pues no aguantan más de 24 horas sin hacerlo. Siempre buscan las zonas más calientes y oscuras del cuero cabelludo.

Las hembras gozan de, más o menos, unos tres meses de vida. Pueden llegar a poner hasta tres cientos huevos durante toda su existencia. Su tamaño no pasa de los 4 milímetros de grosor.

¿Qué son las liendres?

 Las Liendres son los huevos de los piojos. Tan pequeñas como un grano de sal, son de color blanco y se enganchan al cabello mediante una sustancia viscosa que sueltan los piojos, de estructura similar, que resulta muy difícil de eliminar.

Hay una fase intermedia, entre las liendres y los pijos, donde aparecen las larvas. Popularmente conocidas como ninfas, estas no pueden reproducirse y se convierten en piojos, más o menos, a los diez días.

Esperamos haberte aclarado un poco las ideas y los conceptos sobre estos parasitos. Ya sabes lo que dicen, la información es poder. ¡Úsala bien!

Diferencias entre piojos y liendres
Piojos y Liendres

¿Es cierto todo lo qué dicen sobre los piojos y las liendres?

  1. Los piojos no saltan ni vuelan. Solamente son capaces de desplazarse por el cuero cabelludo a gran velocidad. Con un contacto leve, saltan de una cabeza a otra sin que nos demos cuenta.
  2. Como pueden estar veinticuatro horas sin comer, es posible que los tuvieras en cojines, almohadas o en tu cama. No es verdad que solo sobreviven en el cabello de las personas.
  3. No se contagian por la falta de higiene. Los piojos no hacen ascos a nada, les gusta tanto el pelo sucio como el limpio. Sí que es verdad que se encuentran más en las niñas por el simple hecho de que entran más en contacto entre ellas.
  4. No se transmiten de animales a personas. Es imposible cogerlos de perros, gatos o cualquier otro animal.
  5. El picor no es de las mordeduras. El cabello pica por culpa de la saliva que nos inyectan estos parásitos.
  6. Las liendres no se contagian. Solo se pueden transmitir los piojos, nunca sus huevos.
× ¡Hablemos por Whatsapp!